martes, 23 de junio de 2009

Las chicas del vial

Como en toda gran ciudad, en Bolonia no podrían faltar las prostitutas, esas mujeres cuyo trabajo es a menudo menospreciado sin ser reconocida la gran labor social que realizan. Y Bolonia es una de esas ciudades que no acepta que estas chicas ejerzan en la calle y puso a finales del año pasado el punto de mira sobre ellas con un edicto comunal que prohibía el ejercicio de su profesión en las calles. Según he oído, en Septiembre el vial boloñés (la zona que circuncida el centro histórico medieval, en los que era la antigua muralla) estaba atestado de mujeres de vida alegre, para al mes siguiente casi desaparecer. Al irse relajando la vigilancia extrema que siempre hay cuando una ley es nueva, han ido saliendo de la cueva y puesto a trabajar de nuevo, eso si, con bastante más discreción, yendo, por lo general, bastante tapaditas. Además, a pesar de que de vez en cuando te dicen "pompina, pompina" (mamada, mamada), sólo aceptan clientes que vayan en coche, rehusándolo hacerlo en la calle e incluso en una casa. Ocupan 2/3 del vial más o menos, siendo la zona donde no se las suele ver la que va desde la estación hasta la puerta San Vitale o incluso la puerta Mazzini. El resto está salpicado por simpáticas chicas, de procedencia rumana o búlgara o africana; las primeras son mayoría, mientras que las negras suelen dominar en la parte alta del vial, entre Castiglione y Saragozza. Se las suele identificar porque se colocan normalmente en las paradas de autobús, donde, evidentemente, no pasa ningún autobús a esas horas.
A parte de en el vial, hay otra zona bastante frecuentada, la via Stalingrado. En esta zona cabe destacar que en un par de calles perpendiculares se sitúan las travestis y transexuales, las cuales además suelen estar dentro o junto a su coche, facilitando su captación de clientes sin vehículo motorizado de cuatro ruedas. También he visto un par de veces al volver a casa por este lado a prostitutas de color junto a la parada del autobús del centro comercial del Via Larga (donde está el Leclrec).
¿Precios? Lo que hemos preguntado, 30€ un completo, no sé si negociables o no.

1 comentario:

Dani dijo...

La ley que prohíbe la prostitución es nacional, ragazzo.