miércoles, 25 de marzo de 2009

Nuestro colega Marco Celio

En la víspera del examen de Historia militar romana no podía hacer otra cosa que hacer (bueno, realmente si) que dedicarle la entrada de hoy a Marco Celio. La idea de un día escribir esta entrada me vino en una clase de la la asignatura arriba suscrita en la que la profesora comenzó ha hablar de este personaje, de cuya estela funeraria teníamos una reproducción en escayola en el aula (la original está en Bonn). Pues bien, Marco Celio era un centurión de alto rango boloñés que pertenecía la primera cohorte a la legión XVIII. Cayó en la batalla de Teutoburgo a la edad de 53 años. Como el del resto de soldados romanos muertos en esta batalla, no se encontró su cuerpo, por lo que la estela funeraria de arriba es cenotáfica. Se la dedicó su hermano Publio Celio. En la estela aparece con su uniforme de centurión, la corona cívica, recibida por haber salvado a otro ciudadano romano en batalla, y con dos libertos a sus lados.
Requiem in pacem, Marco Celio, y danos fuerza para mañana enfrentarnos en el examen a romanos, cartagineses, galos, íberos, germánicos, partos o lo que se nos ponga delante.