jueves, 26 de marzo de 2009

La hora de la batalla

Con el cantar del gallo me despierto y después de un desayuno para coger fuerzas, me enfundo en mi armadura, cojo mi gladius y mi escutum y marcho rápidamente al campo de Marte. Allí estaban el resto de mis compañeros esperando a que pasasen la lista de reclutamiento y nos manden al frente. Así, marchamos todos y esperamos a que nos vayan llamando para entrar en combate. Mientras casi todos practicaban sus técnicas de combate para estar mejor preparados en el momento de la batalla, yo me mantenía tranquilo y sin hacer esfuerzos para estar descansado y despejado cuando llegara la hora e incluso aprovecho para tirar la caña en el río, pues aún había un tiempo hasta el comienzo del ataque. Uno a uno van siendo llamados hasta que al de un buen rato nos informan que debemos marchar a otro frente a presentar allí batalla al enemigo. Vamos pues allí los que aún no habíamos luchado y esperamos inquietos. Dani es llamado a primera línea a combatir contra íberos y celtíberos y hordas invasoras bárbaras, y yo tras él a hacer frente a los pueblos apenínicos formando parte de una legión manipular, a lo que luego soy por fin licenciado recibiendo un diploma que, por haber prestado servicio militar a Roma, me da la ciudadanía.
Éxito increíble de la batalla, con el enemigo masacrado como lo fueron nuestras legiones en la batalla de Cannas frente a Aníbal o en Carras contra los Partos. Ahora, toca descanso y vivir en paz y con el recuerdo de la gloria.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

no he entendido ni papa

Alexander dijo...

Ave!!centurion chebius magnificus desde tierras hispanicas, en la tarraconensis te saludamos!!
que ya veo que te lo estas pasando como un enano cabron!!!y nosotros aki peleando por hembras!!
quiero decir y digo que yo Pijus maginificus e roto el pacto de silencio cn segura jejejejeje cosas ke pasan tu arias lo mismo!!

Un saludo de parte de
Alex y ander osease ALEXANDER jajaj ke nooo de ander lafuente

Ugaitz dijo...

Buah parece que ha pasado un puto lustro desde la ultima vez que me pase por aqui tio jaja
Por lo que veo tengo para leer un rato muy serio a ver si esta vez uno de los siete pecados capitales no puede conmigo y me paso por aqui mas a menudo
Bueno tio cuidate agur