jueves, 5 de marzo de 2009

6 horas para Historia Griega

8:00-> Me levanto, me ducho, desayuno fuerte y voy a la parada del autobus para enfrentarme a mi segundo examen
9:15-> Llego frente al cuarto piso de la facultad y me siento a esperar. El descansillo está repleto de gente esperando a la llegada del profesor.
9:35-> Llega el profesor, coge las hojas de inscritos al examen, y pasa lista. Los exámenes son dos conjuntos, el nuestro de Historia Griega y otro de Historiografía clásica. El profesor nos manda ir abajo al aula XI, donde se hará el examen.
10:15-> Comienza el examen. Mientras el profesor titular va haciendo pasar a los de Historiografía, su becario va haciendonos pasar a nosotros para hacer la primera parte del examen.
11:50-> Toca mi turno de examen. Unas chicas me piden a ver si pueden escucharlo para ver cómo es, a lo que, dándome igual, respondo que si. Primera pregunta, las causas de la guerra del Peloponeso. Algo bastante facilillo, a lo que con mayor o menor soltura le respondo. Le hablo principalmente sobre las causas profundas de la guerra, desarrolladas principalmente durante la Pentecontecia, cuando se va haciendo cada vez más fuerte el dualismo Ático-espartano. No del todo satisfecho con mi explicación, me pide que le cuente hechos concretos y fechas, vamos, que el hombre tenía una mente bastante positivista.
12:00-> Segunda pregunta del examen, situación del imperio de Alejandro Magno tras su muerte. Terreno bastante más resbaladizo, pues lo llevaba peor preparado además de que pasamos un poco por encima en clase, habiéndonos centrado más en la época clásica. Le cuento cómo estaba configurado dicho imperio y los conflictos que había entre macedonios y persas para designar heredero del imperio. Momento gracioso al explicarle que el hermanastro de Alejandro, Filipo III, era retrasado, ya que primero dije que tenía "handicap" y al ver que no me había entendido me expliqué diciendo que era deficiente, señalándome la cabeza. Parece ser que no es la forma más correcta de decirlo, pero bueno, él me entendió y no creo que se escandalizaría mucho sabiendo que yo no domino el idioma, y menos cultamente. Llegados a este punto, me pregunta sobre quienes ostentaban realmente el poder y tal, cosa que yo no tenía casi ni idea, y me iba hacia más adelante cuando el imperio quedaba repartido. Así, terminada esta parte, me dijo que se notaba que dominaba más la parte clásica que la helenística y que debía reforzar más el estudio de esta segunda.
12:45-> Como quedaba aún para rato para la siguiente parte, salgo a comprar un bocadillo, pues el hambre azuzaba mi estómago.
13:20-> termino de comer mi bocadillo y me pongo a hablar con otros estudiantes que también estaban comenzando a exasperarse.
13:45-> Terminan todos los de la primera parte. El profesor sale y nos anuncia que va a comer algo y en media hora continúa con el examen.
14:30-> Regresa el profesor y continúa con los últimos de historiografía para luego ya, por fin, empezar con nosotros.
15:00-> Los estudiantes cada vez estamos más hartos de una espera que parece no tener fin. Voy cogiendo más confianza e incluso a hacer chistes y bromas sobre la situación. Cuento, ante su asombro, que los exámenes en España son escritos y que en dos o tres horas (o incluso menos) ya te lo has quitado de encima, además de darte más tiempo para pensar y razonar. Me dan la razón en que, en Italia, tienen un sistema bastante malo, el cual sólo funciona bien si el número de alumnos es reducido.
15:45-> Entra la alumna que va antes de mí. La pesadilla está cerca de acabar.
16:03-> Por fin, mi turno. Tras un saludo un tanto bochornoso ("Viva España, Libre Gibraltar") por parte del profesor (está un poco bolao), me da un fragmento del libro I de "Historia de la guerra del Peloponeso" de Tucídides, en el que hablaba sobre la construcción de las murallas de Atenas y los recelos de Esparta ante ello. Me hace preguntas sobre el texto, el autor y sobre los principales protagonistas del principio de la Pentecontecia (Temístocles y Pausanias), a parte de preguntarme por otras fuentes para el estudio de la guerra, metiendo la pata hablando de Jenofonte (quien no habla de la Pentecontecia si no sólo de los últimos episodios de la guerra).
16:17->Fin del examen. Resultado bastante bueno con un 25 sobre 30. Otra asignatura menos de qué preocuparse.

1 comentario:

Anónimo dijo...

estas hecho un campeon. ole tus....
Se nota que eres Gago.