martes, 13 de enero de 2009

Reencuentros

De cuatro gatos que estábamos al principio por éstos lares, va llegando poco a poco la gente, estando ya casi todos prácticamente por aquí. Algunos ya estaban cuando llegué a Bolonia el día 8, como son los casos de Tadeo, Mery, Estefanía o Arié, y otros han ido llegando, mayoritariamente este fin de semana o ayer lunes. Y no sólo los Erasmus son los que van llegando más tarde de lo que yo creía, si no que los estudiantes en general, ya que incluso al caminar por la via Zamboni uno se daba cuenta de que estaba semi-desierta. Es más, el iotro día asistí a clase de Historia de Roma y, para mi asombro, éramos sólo tres en clase, de los cuales una llegó tarde. Pero bueno, la cosa se va animando a la par que las calles se van deshelando con el aumento de las temperaturas. Ya he podido ver a algunos compañeros de la residencia en el autobús o en clase, o a otros amigos ayer en mi visita a la residencia del Fanciullo, donde ya estaban por allí, Mariano, Adolfo, Jorge o Luis, con quienes jugué ayer al “Saboteur” (divertido juego de cartas), y muchos más, e incluso presencié la llegada por la noche de unos cuantos más. A otros aún no les he podido ver, pero el reencuentro será inminente, o eso espero. Y bueno, todavía quedan algunos que tardarán unos días en llegar, e incluso gente (bueno, Nacho), que viene el día 20.
Y me despido hasta otro día en que tenga algo más que contar. Un saludo a todos, un abrazo y feliz martes y trece.

No hay comentarios: