viernes, 3 de octubre de 2008

Primeros movimientos

Saludos de nuevo camaradas (qué socialista me ha quedado ésto, xD). Habiendo contado mi llegada y descrito un poco por encima la ciudad y dónde vivo, toca ahora contaros qué he estado haciendo estos dias. Básicamente lo podríamos resumir con dos palabras: pateo y papeleo.
La manana del lunes fui con Çadash al centro comercial que hay a 5 minutillos a pie de la residencia para hacer mi primera compra allí. El hipermercado del centro comercıal era en plan el típico Eroski o Carrefour pero más caro. Su nombre es Leclerc y la marca de la casa es Conad (de la cual compré cası todos los productos). Algún dia me explayaré más sobre el tema de hacer la compra aquí y como estan los precios y todo eso, pero ahora vamos al grano.
Tras comprar víveres para mi sustento, me hice unos macarrones (qué menos estando en İtalia, xD) y marché al centro con tres misiones. Lo primero que debía hacer era registrarme en la universidad en la oficina Erasmus, así que me puse a la búsqueda. Encontré la ofıcicina pero estaba cerrada (cosa que suponía), pero así ya la tenía localızada para el día siguiente. Tras ello, busqué el edificio de mi facultad, que por suerte estaba a un poco de distancia en la acera de enfrente. Pregunté en información para hablar con mi coordinador académico allí, Luciano Casali, y me mandaron ir a otro edificio en la plaza de San Giovanni (San Juan). Con ayuda de un plano que me dieron di con él y pregunté de nuevo en información, enterándome así que su horario de atención eran martes de 10 a 12. Preparado el terreno para el día siguiente, sólo me faltaba ir a por el billete mensual de bus, dándome una larga caminata hacia la estación de trenes. Cuando llegué había cola porque esa noche tocaban Coldplay y la gente estaba comprando billetes para un autobús que llevaba y traía a la gente del lugar del concierto. Cuando me llegó el turno pedí el abono mensual de estudiante (24€) y presenté mı carné universitarıo de Deusto, ya que el de aquí no lo tenía (y hasta dentro de unos días no lo tendré). Lo gracioso fue que el de ventanilla se pensaba que era una tarjeta de crédito y trataba de pasarla para cobrar sın éxito, por lo que tuve que explicar chapurreando un italiano raro que era el carné de estudiante. Con mi abono mensual en mi posesión volví a casa, hice otra compra, cené y a la cama a esperar el nuevo día.
Al día siguiente, me desperté dos veces: una cuando llegó Çadash de fiesta y otra con el despertador del móvil: Tras una ducha, desayuno etc... fui a hablar con Luciano casali, para lo que estuve casi una hora esperando, ya que había varios estudiantes delante mío. Tras hablar sobre las asıgnaturas a convalidar demás, bajé a información a pedir los horarios de las asignaturas, y me mandaron de nuevo al edificio principal de la facultad en via Zamboni, donde tenía que mırar en los tablones. Cuando llegué aquello era una maranıa de asıgnaturas, fechas, horas etc... por lo que necesitaba un cuaderno para anotar lo que me interesara, así que fui a la oficina erasmus a registrarme, pero necesitaba llevar dos fotos de carné y fotocopıa del D.N.I. e ıban a cerrar en 10 minutos. Por suerte, los martes y jueves a la tarde si que abrían de 14:30 a 15.30, por lo que fui a un fotomatón junto a la parada del bus, marché a comer y a la tarde volví con todo lo necesario. Esperando en la cola, conocí a dos chicas, una de León y otra de Santiago y dos chicos, un leonés que iba con las chicas y un anadaluz. Previamente en el bus al ir a comer también conocí a unos cuantos estudiantes de Málaga que llevaban ya un tiempo por estos lares.
Tras el registro, di una pequenıa vuelta por el centro y volví para casa. A la noche salí a dar una vuelta por el barrio, a un parque que hay junto al centro comercıal.
Ya sólo me faltaba de lo importante por el momento el tema de las asignaturas. El miércoles me apunté todo lo que me interesaba y estudié minuciosamente que concordara todo. Hecho ésto, me falta el papeleo, que lo tendré que hacer la semana que viene. Y la semana que viene también empiezo ya las clases, concretamente el día 8, dándole cera a la historia griega.

Esta vez no os podéıs quejar de entrada, que me he tırado un buen rato escribiendo. Solo despedirme diciendo una de esas paridas de las que me han informado desde Txikiteria... U.R.O.N.!!!
(Unas Risas O No... puto Javo, cada día estás peor).